0

Porque la alcachofa también lo vale

Publicado por el .

carxofa1

Alcachofas en flor

Después de muchos años de trabajo duro, el 12 de Noviembre del 2003, la Alcachofa de Benicarló o Carxofa de Benicarló conseguía su merecido reconocimiento y era declarada Denominación de Origen Protegida en el espacio de Unión Europea. Un premio que el jugoso vegetal bien se había ganado porque, como dice la gente de por allí, el cultivo de la alcachofa ya venía de muy antiguo.

Una alcachofa que madura al sol

Ahora bien, aunque esto es así y existen referencias constantes a la alcachofa a lo largo de gran parte de la historia benicarlina, lo cierto es que no es posible fechar con exactitud el origen de su cultivo por falta de documentación. Se sabe que viene de lejos y, hoy en día, la tradición oral refleja que los abuelos de los abuelos de los abuelos de los más ancianos del pueblo ya se dedicaban a este menester, con el fin de obtener sustento para la familia. No será hasta finales de los años 40 cuando los agricultores junten todos sus esfuerzos en la producción de la alcachofa para la comercialización.

Y no sólo sus cultivadores se esforzaron para obtener la Denominación de Origen, la misma planta se trata de una variedad de batalla, cuya raíz carnosa extraordinariamente potente la lleva a adaptarse a suelos muy diferentes, y cuya producción es capaz de extenderse a lo largo de todos los meses de invierno y otoño y, por supuesto, de primavera que es cuando da su mayor cosecha.

La variedad más común en nuestras tierras es la Blanca de Tudela, una alcachofa de capítulo oval, tirando a pequeño, compacto y verde, que al ser ingerida proporciona al cuerpo gran cantidad de glúcidos fácilmente tolerados por las personas diabéticas. Además, este vegetal contiene Cinarina, una sustancia ácida capaz de aumentar la secreción biliar y la expulsión de orina y, por tanto, de mejorar y regular en gran medida las funciones hepáticas y renales del organismo. Su consumo también ayuda a prevenir problemas cardiovasculares y de circulación.

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario