0

Eslida y su pasado morisco

Publicado por el .

Eslida es una localidad de la comarca de Plana Baja, de geografía montañosa, situada al centro de la Sierra de Espadán, cerca del pico Espadán, de 1.041 metros de altura. El pueblo está adosado al monte del Castillo situado al pie del Puntal del Aljibe.

Es una zona de hermosos paisajes naturales, montes y barrancos agrestes, con una vegetación de pinos y alcornoques, además de cultivos como almendros y olivos. El clima es suave en invierno y fresco en verano, y en todo el territorio del municipio cuenta con fuentes de aguas terapéuticas combinadas con zonas recreativas.

La historia de Eslida se remonta a la edad de bronce, como lo atestiguan restos hallados en la Cueva de l’Oret. Posteriormente fue poblada por musulmanes, los que crearon una escuela coránica, y dejaron su impronta en las alquerías y los sistemas de regadío y cultivo.

En 1609 los moros fueron expulsados y la población tuvo un momento de decadencia hasta que resurgió en 1653 cuando el Duque de Medinaceli la repobló, y más tarde, en el siglo XVIII, cuando se comenzaron a explotar las minas de cinabrio.
El casco antiguo de la ciudad conserva las callejuelas estrechas, retorcidas y empinadas al estilo de una medina árabe, así c0mo muchos de sus edificios recuerdan su pasado morisco.

El Castillo de Eslida, hoy en ruinas, en lo alto de un peñasco, es un símbolo del pueblo; posee una Torre del Homenaje de planta triangular, uno de los pocos ejemplos de torre musulmana que existen en la Comunidad Valenciana.

Foto Vía: Eslida.es

Te puede interesar

Escribe un comentario