1

Castellón de La Plana, aires medievales impregnados de Azahar

Publicado por el .

Castellón de La Plana es una pintoresca ciudad de origen medieval ubicada entre el Mediterráneo y la cadena montañosa del Desert de les Palmas, sobre la Costa de Azahar al este de España.

El visitante se encontrará con una ciudad pequeña, encantadora y acogedora, repleta de plazas y jardines de naranjos que son su nota característica.

Las playas son tranquilas y apacibles, bien cuidadas y equipadas, que crecen al abrigo del calido sol del verano mediterráneo y las sierras que le cubren las espaldas.

En el casco antiguo deambulan los espíritus medievales. Alli se concentran antiguos edificios de estilo gótico y renacentista, como la Plaza Mayor, la Plaza de Santa Clara o la Plaza de la Pescadería; Castillos y Palacios impresionantes como el Palacio de Sant Miquel, del s. XV. O el Ayuntamiento, del s.XVIII. Sin embargo, el símbolo de Castellón lo representa El Fadri, una enorme Torre Campanario del s. XVI, ubicado entre la Catedral y la Casa Abadía, que no solo anuncia las horas sino también los acontecimientos principales de la ciudad.

Dentro de las decenas de templos religiosos sobresalen la Concatedral de Santa María de la Asunción del s. XIII y la Basílica de Santa María de Lladó, construida sobre una antigua capilla del s.XIV donde hizo su aparición la virgen patrona de la ciudad.

Por supuesto en Castellón podremos encontrar también modernos edificios y tiendas de moda, la mayoría de las cuales se desparrama sobre la Avenida Rey Don Jaime. Además cientos de bares, restaurantes, cines y teatros agitan el ambiente, muchos de los cuales nacen desde el Parque Ribalta, corazón de la ciudad y punto de encuentro de viajeros y pobladores.

Hay hoteles en Castellón para todos los gustos y bolsillos, de 2 a 4 estrellas, con interesantes ofertas según la temporada y tiempo de anticipo de la reserva.

Foto vía:flickr

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Nicodemo1989 dijo

    Es un bonito artículo, aunque considero que algunas cosas han de ser algo más poderadas y realistas. Dejando de lado nombres como “Lladó” que tendría que ser sustituido por “Lledó” o datos como que Santa María es del siglo XIII, que resulta erroneo. La actual es una reconstrucción de la pos guerra.

Escribe un comentario