0

Benasal, fuente de vida (II). Font d’en Segures

Publicado por el .

 

Portada de 'Benassal, font de vida' que aquí desgranamos.

Portada de la publicación ‘Benassal, font de vida’ que aquí desgranamos.

Continuamos con esta serie de entradas sobre Benasal, que nos ayudan a descubrir al detalle como es esta localidad castellonense. Los impacientes podéis acceder al pdf completo que ha editado el Patronato Provincial de Turismo de Castellón.

Hoy hablamos de la font d’en Segures.  El paraje donde encontramos la Font d’en Segures, a 2 km de Benassal, es un conjunto de viviendas y hoteles agrupados en torno al manantial de agua al que debe su nombre.

El agua mineromedicinal de la Font d’en Segures, es conocida desde antiguo por sus propiedades medicinales y ya el 4 de julio de 1928 es declarada por real orden de Utilidad Pública, mientras en 1932 se edifica la primera planta envasadora. El agua de Benassal se valora por sus propiedades diuréticas para tratar problemas de riñón, siendo comercializadas en farmacias las primeras botellas de 1 litro que se envasaron en 1932.

El sabor y las propiedades del agua de Benassal son únicas e inalterables por el paso del tiempo porque se envasan directamente del manantial situado a 950 m. de altitud, dichas propiedades, reconocidas históricamente por muchos médicos, se caracterizan por una equilibrada composición química, oligometálica de mineralización débil, rica en calcio y bicarbonato. Por tanto, el agua de Benassal resulta realmente beneficiosa para la salud. Desde la antigüedad se conocen las propiedades digestivas del agua de Benassal, gracias a la acción del bicarbonato cálcico presente en su composición. Sus propiedades naturales y su gran poder diurético hacen que se eliminen toxinas y excesos de grasa muy fácilmente.

Por este motivo, muchas personas complementan sus dietas alimenticias con el agua de Benassal, para conseguir o conservar un aspecto saludable y mejorar el funcionamiento del sistema renal. Por su parte los primeros edificios que se edificaron gracias al agua de la Font d’en Segures, se realizaron en líneas modernistas. Estas interesantes edificaciones se alzaron a principios del siglo XX para disfrute de los muchos agüistas de la burguesía valenciana que acudían al Balneario en busca de sus terapéuticas aguas. Tal era la afluencia de agüistas en la segunda mitad del siglo XX que el Balneario cuenta
con su propia ermita dedicada a San Liborio.

Continuará…

Más información – Benasal, fuente de vida

Fuente – turismodecastellon.com, benassal.es

Te puede interesar

Escribe un comentario