0

Azuébar, Aguas y Alcornoques

Publicado por el .

Población de antiguo origen musulmán ubicado a 42 kilómetros de Castellón que ofrece una variada oferta turísitica: senderismo, descanso, historia y cultura son los atractivos de este pueblo.

 

Azuébar es reconocida por, entre otros, 2 importantes símbolos, los alcornoques que se encuentran en su escudo y el agua embotellada del Manantial de Sas.

El envazado de estas excelentes aguas nació como un emprendimiento de vecinos que con ayuda del Ayuntamiento realizaban las ventas en los pueblos cercanos.

En 1984 con la aparición de nuevas normas de salubridad e higiene, el Ayuntamiento ayuda a los vecinos a reorganizar la producción creando la Planta Envasadora Municipal que luego, en 1995, se convierte en “Aguas de Azuébar, S.L.

El edificio en el que se encuentra fue construido en 1984 en las afueras del casco urbano pero en la actualidad, por el crecimiento de la población se encuentra integrado.

El Manantial de Sas, es un privilegio natural de Azuébar son especialmente puras y claras. Se encuentra a 7 kilómetros del Casco Urbano, pasando por un área recreativa, Las Carboneras que se encuentra sobre la CV-230 en dirección a Vall dÚxó.

La principal cualidad de las Aguas de Azuébar es su poca mineralización que las convierte en ideales para las dietas bajas en sodio. El territorio y el clima de Azuébar son los que otorgan al Manantial esa cualidad oligometálica.

Las montañas de altas cimas y terrenos abruptos la enmarcan en la zona norte. El clima es típicamente mediterráneo permitiendo el crecimiento de alcornoques, que son símbolo del pueblo y se pueden ver en el paraje Mosquera. Este paraje se encuentra en dirección a Almedijar por la Casa Mosquera en Peña Blanca.

Foto Vía: Ayuntamiento de Azuébar

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario