0

Albocàsser, El Castillo Templario y la Torre de la Fondeta

Publicado por el .

A poco más de 63 kilómetros de Castellón encontramos esta pequeña población, que tiene mucha riqueza natural y cultural. Albocàsser se fundó en 1239, se convirtió en Villa en 1293 durante el dominio e Artal de Alagón.

Su principal medio económico son la agricultura de olivos y almendros y la ganadería de animales de granja. Sus manufacturas de olivos y frutos secos está en crecimiento, al igual que la textil.

Predominan en su paisaje los olivos y los almendros, a los pies de una colina. El pueblo, todavía mantiene la forma medieval dominada por el Castillo. El centro es la Plaza Mayor donde se encuentran el Ayuntamiento y la Iglesia Parroquial. Se destacan la Fuente de Na Tosca y la Fuente de Masia Brusca.

Son muchos los monumentos históricos que se pueden ver en Albocàsser, en este caso nombraremos 2 la Torre de la Fondeta y el Castillo de los Templarios.

La Torre de la Fondeta, en la calle del mismo nombre servía como sitio de vigilancia. Es de forma cuadrada realizada en mampostería y sillares pequeños en las esquinas. En la parte superior tiene ventanas muy pequeñas. Finaliza en una cubierta inclinada y almenada. Se la conoce como Torre de la Fondeta por su proximidad a una fuente que se encuentra siguiendo el camino a Valencia.

El Castillo de los Templarios en la Plaza Vileta nro. 6 data del siglo XIII. También se lo conoce como el Castillo de Albocàsser. Sus características más conocidas se le dieron en el año 1289 con la reconstrucción solicitada por Artal de Alagón que incluyó las torres de defensa en las esquinas.

Nuevos cambios se realizaron en 1568. En 1872 pasó a manos de Ayuntamiento de Castellón que lo utilizó como cuartel de la Guardia Civil y las escuelas. En 1877 se le agregó una abadía y en 1930 el Ayuntamiento decidió derribarlo. Desafortunadamente quedan pocos rastros de la muralla que se incorporaron a las viviendas y a la abadía.

Foto Vía: Flickr

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario